“ME DUELE MUCHO QUE EL ROSTRO DE FÙTBOL PARA TODOS SEA MARCELO ARAUJO, ALGUIEN QUE REPRESENTA COMO MUY POCOS LA CULTURA Y CONCEPCIÓN IDEOLÓGICAS DEL MENEMISMO”

Noticias | Pipo Rossi | 11-05-2012

Está en la calle Un Caño.
Palabras más, palabras menos, esto que está en el título es lo que le dije a una de sus periodistas cuando me entrevistó hace un par de semanas.
Desde ya reitero, como señalé en la entrevista, que NO estoy pidiendo que Araujo se marche, ni que sea separado, ni que pierda -por favor- su trabajo.
Es sencillo: Araujo me molesta poco porque no lo escucho a pesar de los esfuerzos que hago por quedarme en las transmisiones.
Es que se sumó como todos saben en éste campeonato, un gran periodista: Fernando Pacini.
Fernando debe acordarse que hace unos diez años le dije en la puerta de Torneos que él estaba destinado a comentar el partido principal en cualquier transmisión de fútbol en la Argentina en poco tiempo. Y es una realidad. Cuando me enteré que se sumaba, lo llamé y lo felicité.
Los buenos como Pacini, nos hacen mejores a todos los demás.
Me pierdo a Fernando porque el relato de Araujo -y su sobreactuación en torno a las transmisiones gratis- me resultan indigeribles.
Araujo ha defendido toda su vida la concepción privada y privatista de todo, no solo del fútbol.
Lo que hago entonces, es bajar el volúmen y optar por Mariano Closs o Víctor Hugo Morales.
El resto de los compañeros, TODOS ellos, están a la altura de este magnífico emprendimiento que ha sido y es, Fútbol para Todos.
Incluso el “plus” que significa la presencia femenina en el equipo, cosa que celebro ampliamente.
Araujo, esa quintaesencia del “menemismo”, que disfrutó de las mieles de los 90, es para mi desdicha, el rostro de Fútbol para Todos.
Y no hay nada más alejado de éste proyecto popular que encarna CFK, en ideología y en política, en dichos y hechos, que el menemismo-menemato de Marcelo Araujo.
Además, y por los datos que manejo, ha producido dichos frente a un sinnúmero de compañeros a los que más de una vez ha maltratado en éste tiempo, que lo convierten en un “quintacolumnista” del macrismo de Mauricio.
Lo vieron brindar cuando ganó el PRO.
Y está en su derecho.
Ojo. Araujo tiene derecho a ser “macrista”. O menemista. O lo que se le cante el culo.
NO me atrevería a cuestionar eso.
Me dicen en la nota: “Niembro es de derechas”.
Y sí.
¿Y qué?, pregunto yo.
¿Acaso Fernando Esteche no es de izquierda?
Entre la “derecha” de Niembro (quièn parece haber blanqueado su decisión de someterse a la voluntad popular en las próximas elecciones formando parte de las listas de Mauricio Macri) y la “izquierda” de Esteche, ¡la derecha de Niembro, ni hablar!
Pero ese “ente trasvestido ideológico” que es Marcelo Araujo, repito, es insoportable.
Encima ha tenido “detalles” con compañeros que merecen mi más amplio repudio.
¿Saben cuál es una de las frases que más hace reír a quienes trabajamos en Fútbol p Todos?
¡¡¡”Un cuatro que no llegaaaa, un arquero que no saleeee”!!!; es que Marcelo no sabe/no recuerda los nombres de los jugadores que NO SON de Boca.
Ó no los ve.
Ó desconoce aspectos reglamentarios que fueron modificados hace una punta de años.
Ocurrió con Boca-San Lorenzo cuando insistía con el off-side porque el jugador del CASLA estaba fuera de la cancha y por lo tanto el delantero de Boca, estaba adelantado según él.
Ésto, de por sí grave, fue peor aún cuando le faltó grandeza -a Marcelo Araujo- en la apertura de la siguiente transmisión.
Lo hizo asumir TODA la culpa a Julio Ricardo.
Solito, apareció Julio en la cancha de Independiente diciendo “me equivoqué”.
La verdad es que media docena de árbitros y/o colaboradores lo llamaron durante la transmisión a Araujo para decirle que estaba equivocado. A todos “despachó” con la soberbia que le conocemos de sobra.
¡¡¡”Macaya… tomamos champù con Chiche”!!! se desgañitaba en las trasmisiones.
Querido Marce: fuiste menemista con Menem, duhaldista con Duhalde, no creo, perdoná, en tu condición de Kirchnerista de último minuto.
Por eso tengo esta sensación amarga. Esta irremediable tristeza.
Que un proyecto de un gobierno de Izquierda, con dificultades, con errores, con todo lo que ustedes quieran; que un proyecto de Izquierda como es el que lleva adelante la Doctora CFK, tenga a Araujo como cara de uno de sus más exitosos emprendimientos, es tristísimo.
“¿Y entonces cómo llegó?, ¿fue una imposición de Grondona a la Presidenta”?, me pregunta Un Caño.
De ninguna manera le dije y digo.
¿Alguien en su sano juicio puede imaginar que Julio Grondona pueda IMPONERLE algo a Cristina?
Piénselo un instante.
No.
Lo que ocurrió es que Araujo se había ido hacía unos años de Torneos. Y cuando se produce la llegada del Fútbol bajo la órbita de la organización de Jefatura de Gabinete, Julio hecha mano a una cara conocida y con experiencia. Y entonces llega Marcelo Araujo a FpT.
Y, nobleza obliga, organizó todo en pocas horas.
Chapeux para esa capacidad Marcelito.
Contrasta con tu trabajo actual.
Una cosa no quita la otra.
Aquella capacidad de organización y ésta realidad profesional que se va descascarando semana a semana.
Quería decirlo.
Araujo me designa (a veces, digamos), para ir a los partidos de FpT. No estoy entre sus principales “gustos periodísticos”.
Todos los compañeros están, antes que yo, en el Ranking de Marcelo.
Quizá después de la nota de Un Caño no me designa más.
Ojalá que así como yo deseo que siga trabajando hasta los 80 años, él no tome represalias, solo por pensar distinto.
Así como yo no formo parte de sus gustos principales, dejo claro que él tampoco forma parte de los míos.
Por razones profesionales y también por razones de política e ideología.
¿Queda claro, no?

Compartilo:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • email
  • Faves
  • LinkedIn
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Reddit
  • Simpy
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Tumblr
  • Yahoo! Buzz