GAGO NO ES REPRESENTADO POR MAURO BIANCHI. ¿ESE FUE EL MOTIVO DE SU NO VUELTA A BOCA? En cambio Ribair y “Chiqui” vienen de la mano del tándem Uriel Pérez-Julio Tymczyszyn, de ESTRECHA relación con Mauro, hijo de Carlos, deté de Boca.

Noticias | Pipo Rossi | 01-02-2013

Mauro Bianchi es un PRIVILEGIADO.
Tiene información de PRIMERA MANO.

Le puede preguntar en forma directa a su papá si prefiere a Gago o a Ribair Rodriguez, por ejemplo.
Su papá le dirá cuál jugador es de su preferencia y allí acabará el diálogo.
De NINGUNA MANERA Carlos, el papá-deté, le preguntará a Mauro, el hijo-hombre de negocios del fútbol, si alguno de los dos es representado por él.
MUCHO MENOS le preguntará papá-deté Carlos a Mauro, hijo y hombre de negocios vinculados al fútbol, por el mundo que se mueve a su alrededor y COLABORA con él, con Mauro.

Carlos, papá-deté, NO le preguntará por Uriel Pérez o por Julio Tymczyszyn, quienes CASUALMENTE, se presentan como representantes de Ribair Rodriguez.
Y son, a la vez, amigos-estrechos colaboradores de Mauro. Socios de hecho. Socios en los hechos. En el intenso y ¿exitoso? camino de fortalecer con aciertos en la elección de los refuerzos de Boca.

Casual.
¿Ó causal?

Papá Carlos también pide un defensor.
De entrada se deciden por Claudio “Chiqui” Pérez, el seis de Belgrano.

¿Quienes se presentan como agentes-representantes del futbolista?
Uriel y Julio, los amigos-colaboradores de Mauro.

Mera coincidencia.
A papá Carlos le gusta el defensor que “la rompió” en Belgrano. Ningún otro.
O sí, quizá algún otro.
Pero TAMBIÉN el Chiqui.

Hasta aquí CASI un juego de COINCIDENCIAS entre el gusto del papá deté con los intereses que representa el hijo.
Una historia -una más- de familia trabajadora y feliz.

¿COINCIDENCIAS JUVENILES?.

Federico Bravo, un cinco que jugó un ratito contra River en Mendoza, Nahuel Zárate, un lateral izquierdo y Dino Castagno, un marcador central, tienen algo en común.
¿Qué es?
Comparten años en los juveniles de Boca, los dos últimos fueron a la pre-temporada y han sido promovidos a trabajar con la elite para éste campeonato.
Y tienen el mismo representante.
¿Casual o causal?.

Gago ha dicho: “Boca no hizo ningún ofrecimiento concreto”.
Bianchi ha dicho: “hay que preguntarle a los dirigentes porqué no trajeron a Gago”.
Angel-Issy ha dicho: “Cuando preguntamos por él, Valencia quería venderlo”. Y también: “desistimos cuando Bianchi nos dijo que prefería a Ribair”.

Claro, es que cuando Angel-Issy iba (y le preguntaba a Bianchi por Gago para obtener la respuesta Ribair), CHARLES LUCKY ya había vuelto tras un desayuno con Mauro, el orientador que ayuda a su padre.

Mientras, nos aprestamos a vivir la tercera -y buena- en Córdoba entre CHARLES LUCKY y RAMAO, cuyos hijos TAMBIÉN son ayudantes y miembros de una familia feliz.