INIESTA, “BESTIAL” y bestiales los que arrojaron el cartel en la Bombonera. Desarrollo y Sub-Desarrollo.

Noticias | Pipo Rossi | 23-08-2012

La jugada previa al tercer gol del Barça, el de Xavi, ha sido genial. El baile del cisne que hizo el genial Iniesta para dejar solo frente a Casillas a su compañero es disfrute puro.
Fútbol en estado químicamente puro.
Luego gran definición.
Ambos entrenadores insistieron en las conferencias de prensa previas al final de la Copa, en la idea de que los equipos “no llegaban bien porque recién está comenzando la temporada”.
Pues no se notó.
La hechura del juego del Barça no se toma vacaciones.
Tampoco Di María, quién sacó máximo provecho de lo que resulta un gesto que mezcla en dosis parecidas, inocencia, exageración en aquello de “hay que salir jugando pase lo que pase”, erróneo, y cierta suficiencia.
Reviéntela, Valdes, reviéntela. Nadie le dirá nada.

Fue para el Barcelona el partido de ida de la Supercopa. Y fue un gusto, claro.

También lo fue el partidazo que jugaron Boca e Independiente.
Con todos los ingredientes para transformarlo es un gran espectáculo.

Ida y vuelta, errores, grandes actuaciones de los arqueros, bien los goleadores, exquisito lo de Sanchez Miño, en fin… una maravilla.

Es curioso que ante el mismo estímulo (una situación límite), algunos payasos mediáticos mandan el equipo para atrás y otros -como el Rojo anoche- salen a jugar. Aún “pecando” en defensa. Aún con errores.

Pero valió la pena el partido.

Es a esos encuentros a los que el fútbol debe apostar.

Habrá sanciones, por otro lado, para los que arrojaron el cartel al técnico de Independiente y los suplentes que festejaban.
Si es verdad que algunos de ellos (cuerpo tècnico, suplentes) se tomaban los genitales para “devolver” los insultos, todos son “de la cochería”.

Es lo que marca la diferencia, entre tantas cosas, entre desarrollo y sub-desarrollo.
En el fútbol, en su organización, su puesta en escena, su comportamiento social, es donde primero y más se nota.

CON MESSI, AGÜERO, HIGUAIN Y DI MARIA LO DE SABELLA NO ES UNA ELECCIÓN TÁCTICA SINO UNA OBLIGACIÓN: ASUMIR LOS RIESGOS QUE IMPLICA DISPONER DE ESE ATAQUE.

Noticias | Pipo Rossi | 15-08-2012

Todos aquellos que siguen lo que vamos charlando a través del blog, o en los distintos lugares en los cuales existe la posibilidad de discutir en torno al seleccionado argentino, saben perfectamente que la PRIORIDAD que creo no negociable camino al Mundial de Brasil, camino a la obtención de la Copa, es LA DEFENSA.
Con obsesión se ha planteado aquí hasta el hartazgo acerca de la necesidad de que el entrenador del equipo argentino haga hincapié en encontrar (Federico Fernández y Ezequiel Garay lo son claramente), una respuesta al sostén defensivo del equipo.
Estoy convencido de que de poco servirá la EXUBERANCIA que Argentina dispone de la mitad de cancha hacia adelante, si atrás el equipo no da seguridades, no tiene respuestas.
Pero también me da la sensación de que disponiendo de los nombres arriba mencionados, elegir más hombres en el sector medio (con Sosa o con el que sea del gusto futbolero que Ud ó el técnico prefieran), es un pecado.
El entendimiento que exhiben Messi y los muchachos, la capacidad que vienen demostrando con precisión en velocidad (como solo suele verse en el Barcelona con 20 años de trabajo), demuele cualquier argumento en sentido contrario.
Ojalá lo entienda Alejandro Sabella.
Argentina tiene con qué.
Sin olvidar la idea de la DEFENSA.
Acaso el equilibrio tan buscado esté precisamente en asumir riesgos con “los bajitos” que han comenzado a jugar de memoria.

BOCA Y RIVER, tranquilidad, que ésto recién comienza.

Noticias | Pipo Rossi | 06-08-2012

Lo mismo para los árbitros y jueces de línea.
Tranquilidad muchachos, ésto recién comienza.
River volvió a mostrar todos sus miedos frente a Belgrano.
Boca fue, digámoslo, más de lo mismo.
San Lorenzo salvó la ropa y fue el único “grande” que empezó ganando.
Independiente y Racing siguen siendo una incógnita.
Con buen pié -y cabeza- Arsenal y Vélez.
Los que entraron algo “pasados de vueltas” fueron los jueces, especialmente Germán Delfino.

¿Alguien tiene claro porqué expulsó a Juan Carlos Olave?.
¿Exceso de festejo?.
Rarísimo.

Se metió, él solito, en el ojo de la tormenta.
No justificaba tanto revuelo ese final en el Monumental.
Puede entenderse un error -el penal de Olave, que para éste escriba, no fue-.
Pero no el descontrol a partir de la propia aceleración del árbitro del partido.

Boca ha perdido un poco más que a Riquelme.
Ha perdido la tranquilidad de sus seguridades defensivas.
Nada más, nada menos.

Uno desde aquí, en la paz cartesiana, insta a todos al disfrute.