VIOLENCIA: SIN SOLUCIÓN. BOCA SE ENCAMINA HACIA LA TRIPLE CORONA AL TIEMPO QUE SAN LORENZO Y SMSJ GANAN DOS PARTIDOS DE PELÍCULA.

Noticias | Pipo Rossi | 28-05-2012

No tiene arreglo.
No se ve voluntad seria de arreglar la cuestión.
Ello implicaría el corte liso y llano de relaciones entre el Poder policial y los barras bravas.
También un corte liso y llano entre las barras bravas y el Poder Político.
Puede que haya el esfuerzo real de algunos sectores de la dirigencia del fútbol, que está en el medio del asunto y que, a veces más, a veces menos, puja por salir.
Me tocó comentar por tevé el partido entre Lanús y All Boys el último sábado.
En el momento en que habríamos la transmisión, 15.48 hs, se producía a 20 pasos del ingreso a la playa de estacionamiento del Club, donde se ubica el camión de exteriores, una balacera que dejó medio centenar de vainas servidas.
También la muerte de Daniel Sosa, de 21 años, otros cinco heridos de bala y 9 detenciones.
Cuando llegamos se nos ocurrió comer un sándwich frente al ingreso al Estacionamiento, a 10 pasos del lugar y llamó nuestra atención que el histórico “parrillero” del lugar, no estuviera.
Después nos enteramos que la policía le había pedido amablemente que “no armara allí”.
Cae de maduro preguntarse: ¿la policía estaba advertida como los “trapitos” de que la balacera era inminente?. Faltaba poco más de una hora y media para que se produjese.
Uno de los “trapitos” (los trabajadores informales que cobran unos pesos para cuidar los autos que son dejados en la calle) le dijo a Rodolfo Cingolani, uno de los relatores de Fútbol para Todos que “por favor lo metiera en el Estacionamiento”. “Esto puede ser un campo de batalla en un ratito; mejor guardalo”. Cuando en medio de la transmisión supimos lo que pasó, de inmediato recordamos los dos detalles: la no asistencia del “parrillero” y la sugerencia del “trapito”.
Todo lo demás forma parte de la crónica policial que todos ustedes conocen perfectamente.
Veo la foto de Sergio Marchi al lado del Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, el Dr. Casal y el escepticismo se apodera, con más fuerza que nunca, de mis sentimientos.
No tanto por Marchi, claro está. En la escala de responsabilidad, la suya (y la de sus representados) está por debajo del Poder de Seguridad.
Pero ¿cuántas veces hemos sido testigos de obsequios por parte de los jugadores a las barras?. Acaba de ocurrir en Brasil inmediatamente después de la clasificación de Boca ante el Fluminense por Copa Libertadores.
Entonces, la fuerte sensación de que es todo “pour la galerie”, todo “para la foto”, aparece para quedarse.
Éste cronista necesita ver para creer.
Hechos y no fotos políticamente correctas.
Hay antecedentes que prueban que es posible.
La antigüa conducción de la barra de Boca que terminó en la cárcel tras los asesinatos posteriores al clásico del año 94 en la Bombonera y la condena de parte de la barra de River hace unos meses, así lo demuestran.
El gesto de Javier Cantero, también.
Y aunque muchos oportunamente lo señalen, la cuestión hace años que excede a Julio Grondona.
La solución está en otra parte. En la política. En la policía. En los lazos no rotos jamás.
De fútbol, mucho y emocionante claro.
Boca parece deslizarse hacia la hazaña de la triple corona.
Pero la definición más apasionante está en el fondo de la tabla. Porque el esfuerzo, talento y eficacia que están poniendo todos los involucrados (SMSJ, Sanloré, Tigre, Atlético Rafaela, Uniòn and demáis), asi lo marca.
Todos cuentan, además, con la involuntaria incapacidad de Banfield. Puede que el “Taladro” y su mala performance, terminen solucionando la angustia de todos.

ROMÁN Y JULIO CÉSAR, con Boca en los TRES frentes, proponen un viaje a través del tiempo.

Noticias | Pipo Rossi | 21-05-2012

No sé si la cuestión concluirá con una, dos o tres vueltas olímpicas o, si la taba cae mal, se quedará con las manos vacías. Ello –quiero dejarlo escrito ya- importa relativamente, pero importa. Vaya si importa. Para el Chelsea es –fue- lo más importante. Para el Bayern Munich, también. Por eso festejaron los ingleses y lloraron los alemanes.
Es lo que hace la diferencia entre las u-topías del “si tal cosa hubiese sucedido, entonces nosotros a) éramos campeones, b) zafábamos del descenso, c) yo seguía dirigiendo” al que son tan afectos los “verseros” del “menottismo ilustrado” como también los cada vez más desnudos “vendehumo” del fútbol vernáculo y global.
El Boca de Falcioni ya ganó un campeonato. Lo ganò por nocaut, con más de 10 puntos de diferencia sobre el segundo.
Y, ahora, cuesta arriba, va por tres.
No por repetir. Por tres: Copa Argentina, Liga local y Libertadores de América.
Desde el 2007 Riquelme no tenía el rendimiento que tiene por estos días.
Propone Román, un viaje por el túnel del tiempo (como aquellos geniales Tony y Douglas), aunque no para cambiar o enderezar la historia, sino para seguirla escribiendo.
Mantenida que hubo la técnica, ha superado las lesiones. Y entonces comienza (lo hizo en los últimos partidos por la Copa Libertadores) a marcar la diferencia mínima que suele sostenerse en éstas instancias.
Muy superior en Chile, bien ganado (más allá del penal no cobrado), en la Bombonera contra el Flu.
Boca no juega; va desmoronando a los rivales. Parece manejar el tiempo con otra paciencia el equipo de Falcioni. Como si los minutos duraran 60 segundos para el resto, y 100 o 110 para Boca.
No se preocupa por la “estética”.
Sabe, éste Boca, que lo “estético”, que la “belleza” será hijo-a de la gloria.
Si Boca gana –y puede hacerlo, claro está- los tres títulos, carecerá de sentido la discusión posterior. Al menos para los propios, para los de Boca.
El resto, los de afuera, seguirán siendo de palo y más de madera que nunca.
Si Boca pierde todo, habrá fiesta extramuro sin que esto signifique la pérdida del orgullo de haber hecho una tarea titánica por parte del entrenador que ha tenido que lidiar –incluso- con el “capo” del equipo. Con el 10.
Por eso se escriben estas líneas en estos momentos. Antes de que todo suceda.
En los genes de Boca está ganar.
No lamentarse por “lo que hubiera podido ser”.

“ME DUELE MUCHO QUE EL ROSTRO DE FÙTBOL PARA TODOS SEA MARCELO ARAUJO, ALGUIEN QUE REPRESENTA COMO MUY POCOS LA CULTURA Y CONCEPCIÓN IDEOLÓGICAS DEL MENEMISMO”

Noticias | Pipo Rossi | 11-05-2012

Está en la calle Un Caño.
Palabras más, palabras menos, esto que está en el título es lo que le dije a una de sus periodistas cuando me entrevistó hace un par de semanas.
Desde ya reitero, como señalé en la entrevista, que NO estoy pidiendo que Araujo se marche, ni que sea separado, ni que pierda -por favor- su trabajo.
Es sencillo: Araujo me molesta poco porque no lo escucho a pesar de los esfuerzos que hago por quedarme en las transmisiones.
Es que se sumó como todos saben en éste campeonato, un gran periodista: Fernando Pacini.
Fernando debe acordarse que hace unos diez años le dije en la puerta de Torneos que él estaba destinado a comentar el partido principal en cualquier transmisión de fútbol en la Argentina en poco tiempo. Y es una realidad. Cuando me enteré que se sumaba, lo llamé y lo felicité.
Los buenos como Pacini, nos hacen mejores a todos los demás.
Me pierdo a Fernando porque el relato de Araujo -y su sobreactuación en torno a las transmisiones gratis- me resultan indigeribles.
Araujo ha defendido toda su vida la concepción privada y privatista de todo, no solo del fútbol.
Lo que hago entonces, es bajar el volúmen y optar por Mariano Closs o Víctor Hugo Morales.
El resto de los compañeros, TODOS ellos, están a la altura de este magnífico emprendimiento que ha sido y es, Fútbol para Todos.
Incluso el “plus” que significa la presencia femenina en el equipo, cosa que celebro ampliamente.
Araujo, esa quintaesencia del “menemismo”, que disfrutó de las mieles de los 90, es para mi desdicha, el rostro de Fútbol para Todos.
Y no hay nada más alejado de éste proyecto popular que encarna CFK, en ideología y en política, en dichos y hechos, que el menemismo-menemato de Marcelo Araujo.
Además, y por los datos que manejo, ha producido dichos frente a un sinnúmero de compañeros a los que más de una vez ha maltratado en éste tiempo, que lo convierten en un “quintacolumnista” del macrismo de Mauricio.
Lo vieron brindar cuando ganó el PRO.
Y está en su derecho.
Ojo. Araujo tiene derecho a ser “macrista”. O menemista. O lo que se le cante el culo.
NO me atrevería a cuestionar eso.
Me dicen en la nota: “Niembro es de derechas”.
Y sí.
¿Y qué?, pregunto yo.
¿Acaso Fernando Esteche no es de izquierda?
Entre la “derecha” de Niembro (quièn parece haber blanqueado su decisión de someterse a la voluntad popular en las próximas elecciones formando parte de las listas de Mauricio Macri) y la “izquierda” de Esteche, ¡la derecha de Niembro, ni hablar!
Pero ese “ente trasvestido ideológico” que es Marcelo Araujo, repito, es insoportable.
Encima ha tenido “detalles” con compañeros que merecen mi más amplio repudio.
¿Saben cuál es una de las frases que más hace reír a quienes trabajamos en Fútbol p Todos?
¡¡¡”Un cuatro que no llegaaaa, un arquero que no saleeee”!!!; es que Marcelo no sabe/no recuerda los nombres de los jugadores que NO SON de Boca.
Ó no los ve.
Ó desconoce aspectos reglamentarios que fueron modificados hace una punta de años.
Ocurrió con Boca-San Lorenzo cuando insistía con el off-side porque el jugador del CASLA estaba fuera de la cancha y por lo tanto el delantero de Boca, estaba adelantado según él.
Ésto, de por sí grave, fue peor aún cuando le faltó grandeza -a Marcelo Araujo- en la apertura de la siguiente transmisión.
Lo hizo asumir TODA la culpa a Julio Ricardo.
Solito, apareció Julio en la cancha de Independiente diciendo “me equivoqué”.
La verdad es que media docena de árbitros y/o colaboradores lo llamaron durante la transmisión a Araujo para decirle que estaba equivocado. A todos “despachó” con la soberbia que le conocemos de sobra.
¡¡¡”Macaya… tomamos champù con Chiche”!!! se desgañitaba en las trasmisiones.
Querido Marce: fuiste menemista con Menem, duhaldista con Duhalde, no creo, perdoná, en tu condición de Kirchnerista de último minuto.
Por eso tengo esta sensación amarga. Esta irremediable tristeza.
Que un proyecto de un gobierno de Izquierda, con dificultades, con errores, con todo lo que ustedes quieran; que un proyecto de Izquierda como es el que lleva adelante la Doctora CFK, tenga a Araujo como cara de uno de sus más exitosos emprendimientos, es tristísimo.
“¿Y entonces cómo llegó?, ¿fue una imposición de Grondona a la Presidenta”?, me pregunta Un Caño.
De ninguna manera le dije y digo.
¿Alguien en su sano juicio puede imaginar que Julio Grondona pueda IMPONERLE algo a Cristina?
Piénselo un instante.
No.
Lo que ocurrió es que Araujo se había ido hacía unos años de Torneos. Y cuando se produce la llegada del Fútbol bajo la órbita de la organización de Jefatura de Gabinete, Julio hecha mano a una cara conocida y con experiencia. Y entonces llega Marcelo Araujo a FpT.
Y, nobleza obliga, organizó todo en pocas horas.
Chapeux para esa capacidad Marcelito.
Contrasta con tu trabajo actual.
Una cosa no quita la otra.
Aquella capacidad de organización y ésta realidad profesional que se va descascarando semana a semana.
Quería decirlo.
Araujo me designa (a veces, digamos), para ir a los partidos de FpT. No estoy entre sus principales “gustos periodísticos”.
Todos los compañeros están, antes que yo, en el Ranking de Marcelo.
Quizá después de la nota de Un Caño no me designa más.
Ojalá que así como yo deseo que siga trabajando hasta los 80 años, él no tome represalias, solo por pensar distinto.
Así como yo no formo parte de sus gustos principales, dejo claro que él tampoco forma parte de los míos.
Por razones profesionales y también por razones de política e ideología.
¿Queda claro, no?

FINALMENTE SCIOLI, SU MINISTRO CASAL y PÈREZ (del COPROSEDE), se enteraron de que hay barras bravas en Independiente. Comparada (el impresentable) era “un amigo de la casa”.

Noticias | Pipo Rossi | 05-05-2012

Las cosas tardan, pero llegan.
Hizo falta que el presidente de Independiente Javier Cantero se expusiera frente a los que tienen impunidad. Y que les dijera a todo que no. O a casi todo. Pensemos por un momento.
Es probable que, puesto en una situación límite, pongamos, una cuchilla en la garganta o una 38 en la sien, un dirigente cualquiera o uno cualquiera de nosotros, finalmente le de el dinero, la tarjeta de dèbito o 200 entradas como muestra a modo de prueba, el buen señor Bebote.
Resulta imposible imaginar que todos seamos capaces de resolver situaciones extremas como el Baby Echecopar. Tampoco es aconsejable, claro.
Hace falta una dosis de locura y coraje para, insisto, defender con fuego el fuego eventual de los otros (que siempre andan en banda).
Porque si hay algo que caracteriza a èstos grupos, es precisamente, la cobardía.
Siempre son muchos contra uno o muchos contra unos pocos.
El problema es cuando el Poder político hace “la gran Felipe Solá”.
¿Recuerdan la màxima de Sola?
Decía el filósofo menemista, luego del campo y ahora votante a favor de la recuperación de las acciones de YPF por parte del Estado: “en èsto (la política, el poder), para durar solo hay que hacerse el boludo”.
Y eso hicieron, entregados al gozo, Scioli, su ministro Casal y quienes manejan la cuestión de la Seguridad en la Provincia de Buenos Aires durante el periodo de gobierno del horrendo Julio Comparada, cuya gestión dejó en la ruina a Independiente y mantiene en jaque económico a sus nuevas autoridades.
Comparada -el horrendo- siempre fue considerado “un amigo de la casa” y tenía línea directa con el Gobernador.
Fue Scioli quièn con un aporte económico millonario en dólares terminò (es una manera de decir) de construir la cancha de Independiente para que pudieran hacer aquella demostración previa a las elecciones que tuvo una tan impresionante como original cobertura periodística: se hizo POR LA MITAD! algo jamás visto en toda la historia de la televisión argentina (e intuyo que mundial, salvo algùn paìs bananero de los 40).
La tele mostró LA MITAD de la cancha para la “inauguración” de Julio Comparada por una sencilla razón: la OTRA MIDAD, la que daba espaldas a las cámaras, ESTABA EN CONSTRUCCIÓN. Solo había escombros.
Es interesante el detalle que muestran los últimos Balances de la Gestiòn Comparada (algunos números los mostré en el Show del Fútbol antes de hartarme de Ruggeri e irme de allì; a los periodistas les guardo un enorme respeto y afecto), pero otros detalles, exquisitos, fueron publicados ayer por Gustavo Grabia en Olé.
Allì dice (en la nota y en el BALANCE) lo que ganaban, lo que cobraban, lo que facturaban, los muchachos definidos como “el brazo armado de Comparada”.
Y como Cantero se “plantó”, no tuvieron más remedio el Gobernador motonauta que ama el deporte, su ministro Casal y el resto de los subordinados, que ponerse a trabajar en el duro asunto de definir quièn entra y quièn no a la cancha esta noche.
Hasta que no lo vea, perdonen, no lo creerè.
Quizá la evidencia puesta de manifiesto por Javier Cantero deja al desnudo que “vendehumos” hay en todos los sectores de nuestra vida cotidiana aunque algunos no puedan disimularlo con una pelota que pega en el palo y entra ó con ponerse de rodillas ante los árbitros (previo a los partidos) para pedir ayuda o bien recordarles que “manejo los medios y te puedo enchastrar de por vida”.
Esta extorsiòn la repite desde hace un par de años un conocido nuesto.
¿Lo denunciarán los árbitros? ¿Se lo toman en joda? ¿Están pensando en grabar la extorsiòn y presentarla ante la justicia, como ocurrió con los aprietes a Pezotta en River?
¿O harán su propio programa a modo de espectáculo de entretenimiento?. El Quía en cuestión se presta, está claro, para cualquier payasada siempre y cuando, sea mediática.
Pero volvamos al punto y celebremos que el Gobernador, finalmente, tomó nota.

AQUEL EQUIPO DE SPORTIVO UNIÒN DE ORDOÑEZ.

NOVELA (Fiction) | Pipo Rossi | 03-05-2012

Clotti, Camone, Tarugo, Baronio y el Chichi (línea de 4 clásica); Nini, Araña, y el 10, el Cacho Basualdo (8,5 y 10); Zapallo, el Chelco y Saluzzo (wing derecho, centrodelantero y wing izquierdo).
Un equipazo inolvidable para el pueblo.
Que no ganó nada.
Pero vive en el afecto y los mejores recuerdos de todos quienes los recordamos.
A ese equipo le fuimos a reforzar el banco de suplentes los “pibes” de River de Bell Ville y el Gallego García, ya consagrado.
Me dicen que el Cacho es uno de los mejores técnicos de la zona, hoy.
Y que la “Bicho” Manavella mantiene su sonrisa inolvidable.
A todos ellos, gran abrazo desde aquí y la promesa de terminar de contar la historia que empezamos ayer. La del “sapo”.

El recuerdo mantiene algunos apellidos, pocos nombres y muchos sobrenombres, como verán.
Pero intacta la idea del “Chupa” saltando por encima de Passarella o el Ratón Ayala, entre cinco adversarios o haciendo una “media-chilena” al estilo del Negro Gamboa, de esas que ya no se ven y que supo patentar mi Viejo, el Tolo Rossi en el Bell campeón del 57 y 59 con el papá de Marito Kempes, Gandullo, Gutierrez o el exquisito Negro Ludueña.

Todos ellos vendrán en algún momento.
Los recuerdos mandan aunque la Bicho no recuerde su pollerita blanca.
Decía Tomás Eloy Martínez que “los recuerdos no son como son, son como los recordamos”.
Cuánta razón tenía Tomás.

Ya nos acordaremos de los apellidos.
Y completaremos la info.
Tengan presente que todo (o mucho) parecido con la realidad… es mera coincidencia.

“El” Ariel Dorado, nuestro “corresponsal” en Brasilia, es quien recordó al toque, aquel Sportivo Uniòn del 78. Y nos lo enviò al facebook ElioPipoRossi.
Tante grazie, Fiera.

EL SAPO DETRÁS DEL ARCO Y EL O… INCONMENSURABLEMENTE BELLO DE LA PETISA MANAVÉ. Recuerdos de Fóbal, segunda entrega.

Noticias | Pipo Rossi | 02-05-2012

Señoras, señores, allí está detràs del click-bóton a Novela (Fiction), la segunda entrega dedicada a los RECUERDOS DE FÓBAL.
Pasen y vean.

EL SAPO DETRÀS DEL ARCO Y EL ORTO INCONMENSURABLEMENTE BELLO DE LA PETISA MANAVÉ.

NOVELA (Fiction) | Pipo Rossi | 02-05-2012

RECUERDOS DE FÓBAL, segunda entrega.

El Profe Federico Gómez fue el primer “tacticista” que conocí. Nos había dado un par de clases en el San José por algùn que otro “faltazo” del titular “Matota” Santarrosa (un genial entrenador de voleybol que nos llevó a ganar el campeonato en 1er año del secundario, primera y única vez que perdió como local el Rivadavia de Villa María, “guasos” que usaban camisetas parecidas a los All Blacks, pero en Voley. Esto, lo del voley, será tema para otro recuerdo. Volvamos al fóbal).
“Matota” pegó en toda su vida, unos tres faltazos. Lo tuvimos entre primero y quinto año.
Y en esos faltazos, vino el Profe Federico Gómez, el primer “tacticista” que conocí.
Al Profe Gómez lo teníamos también en River, aunque preparaba físicamente, a la Reserva y a la Primera.
Nosotros, con edad de cuarta 13-16, teníamos “todo en uno”. El mismo que nos entrenaba, nos hacía correr. También se apellidaba Gómez, pero Alberto era su nombre.
El asunto es que ese año, 77-78, el Profe toma un “curro” y pega el salto de P.F a Entrenador en Sportivo Uniòn de Ordoñez, un pueblo a unos 40 km, máximo, de Bell Ville, cerquita de Posse, de donde es Martín Demichelis.
“Nos vamos a Sportivo!!!”, la voz firme del Profe apenas concluido el entrenamiento de la cuarta (la que perdió esa final que les relaté la vez anterior); Rossi y el Gallego García, los dos conmigo”, ordena, marcial, el Profe.
A los 15, 16 años uno puede entrenar (porque se trata de juego, 2 veces por “abajo de las patas” y hasta 3 también en el mismo dia.
Ninguno de nosotros se atreve, no digamos ya a contradecirlo, sino tan siquiera a preguntarle “¿a dónde es que vamos, Profe?”.
“Sportivo necesita defensores para jugar el Clausura”, explica a bordo ya de su Renault 12 Break verde oliva en plena ruta a Posse. El Gallego jugaba de 6 en la Primera haciendo dupla con “Poronga” Bomone, y creo que había formado parte del River campeón del 75. El titular en ese equipo era la “Chiva” Algecira, el papá del pibe que supo jugar hace tiempo en Vélez, acá en Buenos Aires. El Gallego jugaba de 2 o de 6, indistintamente; yo de cuatro o de 3, más por derecha.
Es que River, nuestro River, en plena crisis (cualquier parecido al del Pelado Almeyda es pura coincidencia, lo juro), no había clasificado en el torneo por zonas y había quedado afuera del Clausura, dos zonas de seis equipos cada uno, a las que sí, había llegado Sportivo Uniòn.
Y allá fuimos.

CACHO BASUALDO, EL “CHUPA” ASTUDILLO, “ZAPALLO” GIORDETTI Y EL “GRINGO” GIUBERGIA.

Uniòn tenía un cuadrazo, pero por alguna razón medio inexplicable para nosotros, le faltaban defensas y aceptaban, literalmente, cualquier pibe que viniera por dos mangos en ese último tramo del campeonato de la Liga.
Era nuestro caso.
Yo había pegado el “salto” a Primera por la crisis mencionada más arriba y nos habíamos ganado cierto respeto por parte del equipo de Ordoñez a fuerza de taparle a los “gandotes”.
Es que el “Zapallo” era un cuasi tanque de 1,80 que jugaba de 7 y no había manera de pararlo. O lo anticipabas, o te llevaba puesto.
Pesaría unos 80 kilos que eran puro músculo, el culiau.
Y Giubergia era un gigante con cara de pibe, gringo “hasta la mazangona” que pesaba no menos de 110 kg y media 1.95.
O eran asì, o yo los recuerdo así.
La Chueca (otro defensor de la cuarta que saltó a primera en 78-79), 1.70 y yo 1.65, los habíamos cagado a patadas en el último partido en Mitre y Corrientes (cancha de River en Bell Ville) y habíamos impedido que nos ganaran: cero a cero terminó y fue uno de los pocos puntos que sumamos en todo el año.
Sirvió para que los tipos se fijaran en nosotros.
El punto más alto que mostraba lo “suicida” que podíamos ser, fue una pelota dividida contra el Gringo Giubergia.
“Cacho” Basualdo, un crack con una dosis de fiaca y vagancia parecidas a las de Juan Román, cabo de la policía en sus ratos libres, que jugaba con la 10, puso un milimétrico pelotazo para el Gringo Giubergia, el 9 y yo estaba parado como último hombre. Detrás mío, solo Luis Tamborini, defendiendo el arco de River.
Viene el Gringo (recuerden, 1.95 y más de 100 kg), a velocidad de rayo y me juego la vida: o la “puntea” y quedo pagando o tapamos. Me tiro para adelante con los dos pies flexionados para meter el “doble planchazo” a la pelota.
El Gringo, obligado a pensar en plena carrera, no da crédito a lo que ve: un negrito diminuto de mierda que le muestra los dientes y los tapones en una pelota dividida. Con menos oficio que el defensor para pelear esa pelota, abre el pié derecho y confía en su fuerza bruta; yo lo tapo y la pelota… la pelota REVIENTA!!!
Sí.
La hicimos mierda y el juez tuvo que pedir otra para reanudar el partido con un “bote a tierra”.
Un “uuuuuuuu”, sostenido y latente, invadió toda la cancha, repleta por unas mil, mil quinientas personas detrás de todo el rectángulo del alambrado olímpico.
Pero además, el Gringo quedo “desparramao” y yo me paré tratando de que las patas no me temblaran por el impresionante impacto.
Así fue que me gané el derecho a ser convocado por el Profe Gómez para ir a jugar como “refuerzo” a Sportivo Uniòn.
Lo más bonito que recuerdo de esa primera pràctica, es (y hablo en tiempo presente), el orto manzanita espectacular de la petisa Manavella (una gringa que estaba para “matarla”); seguidora como todo el pueblo, de aquel equipo inolvidable.
Hermana del 4, que también jugaba de 3, el también petiso Manavella, la gringa te sacaba de la práctica, o peor, de los partidos.
Usaba una mini blanca que apenas le cubría la bombachita. Y uno…tenía que cuidarse.
En fin…
Ustedes se preguntarán porqué aquello del “sapo detrás del arco”.
Queda para la próxima vez.

CONTINUARA…

REPITO: @eliorossireal es “TRUCHO”. “Trucho” de toda “truchedad”. Yo “uso” twitter para “colgar” éstas columnatas.

Noticias | Pipo Rossi | 01-05-2012

www.eliopiporossi.com
ó
eliopiporossi.com (derecho viejo, ya no se usan las tres w)
ò
eliorossidigital.com (todos están “direccionados” hacia el mismo sitio, éste)

todas éstas direcciones remiten a un mismo sitio.

en twitter soy @eliopiporossi

èl o los otros que usan fotos mìas, pues lo que hacen, es USURPARME la identidad.

Lo aclaro una vez más porque pasó algo curioso más de una vez. Anoche, Fabián Doman, mi compañero de C5N me dice al cruzarnos (yo saliendo de El Dario, èl llegando para el programa Político de la noche con Eduardo), me dice: “te escribí”.
-¿a dònde?, le digo.
-al twitter.

episodio 2: recibo una llamada a mi celular muy temprano a la mañana de Jorge Bonafont, producer de la tele y del programa de Hanglin en La 10.
-”Elio…vos lo estás insultando a Nacho Goano por twitter”?
-”què”?, algo dormido yo.
-”Sí. Hay un eliorossireal en twitter que lo insulta a Nacho por el tema del Martìn Fierro que le dieron y era del año anterior”.
-No. Por favor decile a Nacho y comunicale a todos que NO SOY YO.

episodio 3: “te contesté”!!! me dice otro compañero de C5N dopo de que Banfield empatara con San Lorenzo. Hincha del Cuervo èl. Parece que el trucho gritó el gol de Banfield. Cuestiòn que también me dice la periodista de Olè.
No muchachos y chica.
A todos les digo: soy @eliopiporossi y lo uso CASI EXCLUSIVAMENTE para “colgar” los textos del blog.

Pueden hacer con el trucho lo que les plazca.
Pero deben saber que no intercambio en twitter. Que el tipo USURPÒ con una foto mìa, mi identidad.

Abrazo.