QUE LA VIDA LES RÍA Y CANTE.

Noticias | Pipo Rossi | 31-12-2009

El blog agradece a todos.

Los que leen, los que escriben, los que re-envían a otros amigos que están lejos.

A todos.

Probablemente ustedes sepan que  también escribo una columnata y “cuelgo” un vide-ete en la página web de Fox. Por si las moscas quieren visitarla: www.foxsportsla.com

Lo hago desde que comenzó casi (un mes después si mal no recuerdo de lo que fue la apertura de la oficina de Buenos Aires), y el primer texto estuvo referido a la eliminación de River y el Káiser Daniel Alberto de la Copa Libertadores a mediados del 2007.

Ha corrido agua bajo el puente hasta que, hace apenas 2 meses, decidí inaugurar este contacto.

Solo dí una indicación a la gente que lo edita: “no a los insultos, no a los agravios, todo lo demás, se incluye”.

Cuento todo esto y especialmente el último de los detalles, porque ha sido una explosión de “viús”, vistas, ingresos (20.357, al momento de escribirse este saludo de fin de año, la de Cappa y el Huracàn que no fue, por ejemplo. Màs de 17 mil “Sindrome Francéscoli y siguen).

Ha sido tal la explosión, les decía,  que los amigos de Fox han ofrecido incorporar el blog, tal cual está y respetando todos sus contenidos, a su pàgina.

Esto ocurrió antes de que se publicara la cuarta nota y ojalá el acuerdo se plasme más pronto que tarde.

Esto tiene que ver con ustedes.

Aún con aquellos que no quieren saber nada ni siquiera con la existencia del blog.

 

Por eso digo: que la vida les ría y cante y será hasta el año que viene, para el que faltan muy poquitas horas.

Gracias.

GRONDONA, SEA POPULAR (Y POPULISTA): “RAJE” A TODA ESA BANDA DE CHANTAPUFIS…sugerencia gratuita del blog a los efectos de poder festejar un buen fin de año.

Noticias | Pipo Rossi | 28-12-2009

Nadie podrá decirle que no lo intentó.
Ha hecho Ud. Grondona, todo lo que le pidieron y que a su vez, prometió: darle el seleccionado argentino a Maradona.
El “Rolls Royce lleno de polvo”.
Maradona lo chocó de frente.
Ud. Sabe, Grondona, que de no haber mediado lo que muchos desde siempre llaman la “muñeca” suya, Argentina corría serios riesgos de no ir al mundial.
“Ayuda externa” es un eufemismo que remite a la correcta elección de árbitros para los partidos de Argentina como así también, para los encuentros que definían situaciones de los otros que pugnaban por un lugar.
Si Ud decidiera echarlos a todos, tendría, me parece, una aprobación popular como jamás ha tenido, se lo garanto.
Ha tomado Ud. medidas populistas y para los “suyos”: la ruptura del contrato con Clarín (el Imperio en serio) y Torneos (uno de sus socios menores pero con exposición pública extrema gracias a su ex Carlos Ávila), por ejemplo.
Ha sido capaz Ud. de poner patas para arriba el mundo en más de una oportunidad.
Algunos sienten –hoy, un año y pico después, con todos los daños a la vista; cuando fue designado hicieron mutis por el foro- que ha sido un “error” designar a Maradona.
Usted, acaso, lo supo de entrada.
Pero la designación de Maradona era una deuda pendiente con aquel que le permitió ser el “rey del mundo”, cargo del que ud. suele ufanarse.
Y le permitía, de coté, liquidar al soberbio Bianchi, que tantas veces lo ha destratado a Ud y que vino, mansito, a intentar comer de su mano.
“Limpió” a Charles Lucky y al mismo tiempo, le demostró al mundo que Maradona, como tècnico, como eventual lìder de grupo, como entrenador, es, definitivamente, un inútil.
Un señor no útil.
No sirve Maradona como tècnico, salvo que el rol solo sea una sucesión de puestas en escena escandalosas.
Pero de fútbol ni hablemos.
Si hasta Messi parece un tipo hecho, pleno en su madurez, al lado de los impresentables que están al mando. Ni hablar de Verón, cuya verba y decisiones parecen las de un Doctor en Filosofía y Letras comparado con los conductores.
Bilardo ha hecho saber a todos los que quieran oir, que Mancuso está allí solo para hacer negocios y para jugar de “valijero” del DT.
Por eso, estimado Don Julio: échelos.
Sáquelos.
Despìdalos.
Reemplàcelos.
Argentina está repleta de excelentes entrenadores que, con mucha humildad y espìritu de trabajo, estarìan dispuestos a hacerse un lugar en la historia.
Nadie se lo va a reprochar.
Miguel Russo, Ricardo Gareca, América Rubén Gallego, Alejandro Sabella, por nombrarle unos pocos, están en condiciones de ser entrenadores del equipo nacional.
Tiene allí experiencia, capacidad, compromiso con el laburo, seriedad, esto es, todo lo opuesto al circo mediático instalado a partir de la designación del extraordinario futbolista devenido mediático que nunca tomó nota de su condición humana.
Por eso, Grondona, rájelos, échelos, cámbielos.
El pueblo futbolero, se lo agradecerá.

DESEOS NAVIDEÑOS. (peras al olmo…Maradona, por favor, no lo arruine).

Noticias | Pipo Rossi | 22-12-2009

Argentina tiene, de acuerdo con el consenso universal, al mejor jugador del mundo.
Hagamos un esfuerzo de abstracción en relación con las subjetividades y tratemos de ser positivistas: Messi ha sido electo por los entrenadores y jugadores, como el mejor.
Los únicos que no votaron por él fueron los brasileños.
Lógico.
Ocurre, intuyo, que los brasileños para terminar aceptando a Messi, deben ser vencidos en una final de Copa del Mundo, por ejemplo.
Antes, sentirán que ellos tienen futbolistas de sobra como para reparar en Messi.
Se han ganado largamente el derecho a que se le conceda esa subjetividad: para ellos Messi, no es el mejor.
Sería entonces consenso universal, menos Brasil.
En un Planeta como el futbolero resulta una utopía, un no-lugar, la unanimidad.
Estamos hablando al fin de gustos sobre los cuales no hay ni puede haber disputa, Serrat dixit.
Pero vuelvo al punto.
Tenemos, según dicen y creemos firmemente, al mejor jugador del mundo y además al balón de plata de esa final extraordinaria jugada en Abu Dhabi: Lionel Messi y Juan Sebastián Verón.
Solo cabe esperar que la conducción del seleccionado no lo arruine.
Puede arruinarlo?
Claramente.
Cómo?
Equivocando los objetivos.
Confundiendo las prioridades.
Eligiendo enemigos en lugar de trabajar.
Maradona tiene elementos para elegir correctamente, por ejemplo, la posición del jugador.
Pep Guardiola le ha facilitado la tarea.
Encontrar una posición a Messi en el equipo nacional no es, por cierto, un tema menor.
Ayudar a contener sus miedos, sus ansiedades, sus frustraciones, es algo que no solo depende de la conducción, sino de los compañeros y del propio Messi.
Vive Messi, en ese sentido por estos días, horas de profunda educación.
Ha tenido en Verón, esto merece la pena ser contado, una suerte de “hermano mayor” tan necesario como decisivo para que llegue “liviano” a la contienda en Sudáfrica.
Lo tomó, Verón, como una cuestión personal.
Lo llevó a su casa, lo recibió en su hogar, le hizo de comer lo que el “pibe” quería: un asado.
Parece una tontera.
No lo es.
Lo hizo en las desoladas horas que siguieron a la virulenta –por acción del conductor- clasificación argentina.
Ni Grondona, ni Bilardo, ni Maradona, mucho menos Mancuso o la armada Brancaleone (Hugo Asch de Perfil, dixit), que por momentos fue el cuerpo técnico, se ocupó de Messi.
Verón lo hizo.
Verón y Messi habrán de jugar para la Argentina.
Cabe suponer que el equipo dispondrá del mejor entre los mejores en su mejor momento: Messi.
Y además, con la probable mejor versión de Verón en todos los aspectos; no solo los futbolísticos, sino fundamentalmente, los vinculados al liderazgo, a la conducción. Ojalá llegue bien desde el punta de vista físico.
Hay, claramente, otros problemas en el equipo. La defensa por ejemplo.
Pero solo cabe un ruego navideño: Maradona, por favor, no arruine este asunto.

CORAZÓN MÁS “PINCHA” QUE NUNCA. (Lío, consagradísimo con la bleugrana con todo derecho, avísote que esperamos por tu ratificación en Sudáfrica).

Noticias | Pipo Rossi | 20-12-2009

Dan ganas de ser hincha de Estudiantes.
Tengo ganas, casi a los 50, de hacerme hincha de Estudiantes.
Lo mismo provoca, con otro “modelo” de juego, lo de Huracán, del semestre anterior, aún con todas las diferencias ideológicas que tengo con ese grupo de conductores (Menotti, Cappa, Valdano, plumas-pensamientos de izquierda, honorarios de derecha).
Contagian fuego, estos equipos.
Al Pincha Corazón solo le faltaron las piernas, el físico, que la temporada comenzó a demolerle hace trescientos cuarenta y nueve días.
Estudiantes, empezó a jugar por los “porotos” el 3 de Enero del corriente y terminó el 19 de Diciembre, apenas ayer, literalmente en el más alto nivel frente al mejor equipo del mundo esta temporada.
Y lo ratificó, el Barcelona, ganando el partido, como corresponde.
Ahora bien…cuando analizamos-vemos-observamos los “cómo”, esos aspectos que tanta discusión nos generan, llegaremos a la conclusión de que si hubo uno que fue desnaturalizado por el otro, uno que fue superado en su “modelo”, éste fue el Barcelona.
Terminó tirando centros a la olla, al peor estilo “pelota parada basileana” y con el seis Pique jugando de nueve (como cuando Bianchi lo mandaba al flaco Pellegrino los últimos minutos en aquel Vélez de los 90).
Tuvo, el conjunto catalán, al futbolista que hizo la diferencia en un instante: Messi, ese que esperamos todos en la Argentina.

Disgresión: Messi debió ser expulsado por Benito Archundia por doble amarilla cuando metió el planchazo al final de los 90. Pero el mexicano no se atrevió. Temió expulsar a la estrella y que el ”negocioFifa” se resintiera. No debió estar el rosarino en la cancha en el momento de marcar, a los 4m del suplementario.

Digo esto a los efectos de plantear que no podrá Estudiantes (no lo ha hecho, al menos en el momento de escribirse y publicarse estas líneas), quedarse en esa anécdota.

Hay que barcarse los errores arbitrales. Es asì: inexorable.
Volviendo a Messi, no se trata ya de que “Maradona lo haga jugar en tal o cual posición”.
Se trata del insondable misterio de su cabeza (la de Lío) y de cómo esté fisicamente para ese momento mundial.
Porque el otro va a llegar.
El “otro” es la Bruja.
Fascinante, aún en la derrota, lo de Verón.
Aún en los errores.
Fascinante su “aura” de líder, su mando, su porte.
Su tremendo compromiso.
Por qué dan ganas de hacerse “pincha”?.
Porque Estudiantes remite a los valores de la niñez: juego, estudio, trabajo, sacrificio, diversión en el compromiso, y la persecución obsesiva de los ideales que nos vienen de lejos.
Estudiantes fue el único equipo capaz de hacerle cambiar el libreto al Barsa.
El equipo de Xavi (es cierto… faltó Iniesta, clave ausencia), no se pareció en nada a lo que nos tiene acostumbrados.
Hizo, el Pincha, el planteo perfecto.
Y estuvo a solo 180 segundos de lograrlo.
Le jugó al Barsa en otro terreno, desconocido para ellos.
Lo presionó, lo atacó.
No le temió.
Y lo superó durante los primeros 45 minutos, en los que estuvo en ventaja.
Luego fue cediendo, terreno, pelota y el cansancio terminó haciendo el resto.
Más la perseverancia (solo la perseverancia, no hubo en la final “Tiki-tiki”; tiene razón Verón cuando dice: “esperaban que nos golearan y se pegaron un susto bárbaro”, así fue), la perseverancia les decía, del equipo de Messi.
Lo ganó el Barcelona o lo perdió en esos últimos instantes el Pincha?, preguntan algunos.
Ambas cosas digo, desde el blog.
Quiero recomendar a aquellos que hablan del “lirismo” desde sus plumas, que lean el exquisito reportaje que le hizo el diario El País de Madrid, a Iniesta y Xavi: orden y disciplina como llaves y camino al éxito dicen los tipos. Orden y disciplina. Qué tal?
Son, acaso, “bilardistas”?.
Ambos aspectos largamente demostrados por el Barcelona.
Campeón real, no campeón moral, diría Julito Falcioni.
Esta vez las lágrimas de alegría, de alivio, de coraje, fueron de Pep Guardiola; la vez anterior habían sido de Verón de visitante, en Brasil. Las de la Bruja, en Oriente, fueron de tristeza, de impotencia por haber estado tan, tan cerca.
Una extraordinaria demostración de todos.
Una final soñada que no defraudó.
Gracias Barca, (no tengo “cedille” aunque algunos lectores argentinos que viven allá me tiran la bronca, perdón Gringa no quiero hacer copy-paste, copy-paste a cada rato).
Y gracias, sobre todo, Pincha Corazón.

EL “PINCHA CORAZÓN” CONTRA LOS CATALANES DEL BARSA (ó la Centralidad Europea frente a nuestra “marginalidad Sudaca”).

Noticias | Pipo Rossi | 17-12-2009

Desde el fondo del mundo, (le cul du monde), llega Estudiantes. Solo basta con alejarse apenas de nuestra postura habitualmente “ombliguista” para advertirlo.
Los cronistas que entregan detalles de ese lugar que asemeja un cuento (Abu Dhabi), hacen hincapié en los niños “vestidos de Messi”.
La figura, el marketing, la centralidad, además del fútbol que allá (con la camiseta bleugrana, en catalán, joder), entrega siempre (siempre es siempre, sin la obligación de ser él mismo el conductor), es Messi.
Verón amaga con darle alcance solo por la prepotencia del tiempo, que la “Bruja” se obstina en detener a fuerza de talento y garra.
Talento y garra contra lo “establecido”, porque el Barsa es “el estáblishmen”. Dejemos claro, por favor, que ellos se lo han ganado.
Con juego y con… resultados.
También con algún arbitraje a favor, como aquel contra el Chelsea.
Ojo, también Estudiantes, camino a Belo Horizonte, fue beneficiado contra algún equipo paraguayo en La Plata.
En todas partes es parecido.
Tout le monde futbolístico, quizá la excepción sean los hinchas del Real Madrid, prefiere el “Tiki-tiki” del Barcelona al “esfuerzo” que puede proponer Estudiantes.
Se engañan un tanto.
Barcelona, de la mitad hacia atrás, está lejos de ser un “Tiki-tiki”. Cualquier similitud con casos locales, es eso, pura coincidencia.
El Atlante mostró las fisuras enormes que tiene esa defensa “en línea”, que descree desde el origen que haya alguien capaz de atacarlos.
Aún cuando sea palpable que lo que está en juego es diametralmente opuesto: partido de entrenamiento por un lado, final-final, por los porotos, en éste caso.
No obstante, también es claro que hay algo conceptual que permanece: el Barcelona confía en que la propia imagen es capaz de por sí de terminar con una eventual osadía.
El que ataca al Barsa, en la mente del Barsa, es poco menos que un suicida.
He allí el primer error de concepción.
He allí el primer detalle a partir del cual es posible pensar en un triunfo de Estudiantes.
Estudiantes lo puede ganar?
Supongo que sí.
Creo que me traiciona, además, el deseo de que Estudiantes lo gane.
La exhuberancia que exhiben los catalanes en el momento de atacar, troca en desinteligencias muy marcadas cuando aparece la osadía en los equipos contrarios. El asunto es que esto ocurre poco y nada.
Nadie se le anima.
Esto puede deberse al fenomenal control de balón que tiene por derecho propio y también por esa actitud tan de observadores rendidos a sus plantas, de los equipos que, cotidianamente, lo enfrentan.
No creo que Puyol sea mucho más defendiendo que el colorado Ré.
Y estoy convencido por otro lado, que el Chavo Desábato es mucho más peligroso en el área contraria que Carlés.
Quizá sea solo subjetivo, quizá haya que echar un vistazo a los goles que han hecho uno y el otro.
Encima, parece que no juega Iniesta.
Buena noticia para el Pincha.
Puede ser, acepto, que Messi sea de todos los que van a estar, el más desequilibrante por sí mismo (“Barsa no es el mismo sin Messi y Messi no es el mismo sin el Barsa”, dice siempre con exacta claridad el colega y amigo Hugo Ballasone), pero deberá demostrarlo.
La centralidad europea versus la marginalidad periférica juegan éste sábado.
Que sea un magnífico partido porque el escenario es insuperable.

JULIO CÉSAR Y ANGELITO… (o las diferencias entre el orgasmo y el coitus-interruptus.)

Noticias | Pipo Rossi | 14-12-2009

Ha ganado Banfield.
Aún perdiendo, ganó.
Ganó porque se cansó de ganar a lo largo del campeonato.
Hizo falta que pasaran 16 fechas para sufrir el primer traspié a manos del inconcebible Racing.
Tuvo la valla menos vencida.
O sea, la mejor defensa.
Tuvo al goleador: el dolape Silva (les hizo goles a casi todos y para todos los gustos).
Tuvo a jugadores de pié exquisito como el tal James Rodrigues y Walter Erviti y tuvo hombres hechos y derechos para aguantar el chubasco de los momentos límites, como el Gallego Méndez (que había abandonado el fútbol antes de sumarse al proyecto Falcioni-Banfield.
Quedó una vez más al desnudo que lo más importante es ganar.
No digo lo único: digo, lo más importante.
Porque todo lo demás, todo lo otro forma parte de la absoluta subjetividad.
Que aquel jugaba mejor; que éste tiene mejor arquero; que aquel otro tiene un cinco exquisito y éste un Picapiedra.
Que el técnico es “defensivo” y el otro “ofensivo”.
Cháchara.
Vayan los abanderados del llanto a explicarle al Planeta Banfield que éste equipo “no gusta” o “no brilla”.
Serán enviados con toda razón a la mismísima merde.
Y estarán en su derecho los simpatizantes del equipo del Sur.
Quédense, en todo caso, con vuestro gusto.
Pero no intenten imponerlo sobre todos los demás.
El blog sugiere ver “El gusto de los otros”, de Agnes Jaoui, por estos días en cartel en Buenos Aires con otra petit-maravilla “Háblame de la lluvia”.
Falcioni ganó.
Y tuvo su orgasmo.
El otro perdió y llorará de aquí a la eternidad por su coitus interruptus.
Los dos (Banfield y los otros, Falcioni y el otro, los jugadores de ambos), se pegaron tremendo “cagazo”, diría el inefable Hugo Gatti.
El CEO del Madrid, o sea, el hombre de derechas Jorge Valdano, sería más elegante con su pluma de izquierdas: “pánico escénico”, diría él.
Ñuls y Banfield se pegaron, insisto, flor de susto en la instancia final.
Los dos perdieron, pero Banfield, a la larga, fue por lejos el mejor.
Chapeau Falcioni.
Chapeau Banfield.

LAS AVENTURAS DE NARIGUCHO. FICCIÓN. CHAPTER ONE: “Narigucho, el Rossy de Palma del periodismo vernáculo Nac&Pop”

Noticias | Pipo Rossi | 11-12-2009

Narigucho es “menottista”, obviamente.
Narigucho es, acaso, el hombre más políticamente correcto que tiene –y disfruta- la eterna adolescencia ideológica (tante grazie George), que anida en la sociedad porteña, la que vota a Pino.
Narigucho, obviamente, votó a Pino y aborrece a Mauricio.
“Alerta, alerta, alerta que camina, el anti-imperialismo por Las Cañitas y Recoleta”, es el grito virulento que brota del corazón de Narigucho.
Hay, eso si, serias sospechas acerca de la frecuencia con que Narigucho utiliza la ducha.
Da, Narigucho, el perfil de mugriento.
Se baña poco, Narigucho. Huele mal.
Se le nota, la mugre, en el repulgue de sus grandes orejas.
Cuando joven, Narigucho usaba las “crinas” largas, como corresponde a un rocker duro.
Fútbol y rock pesado en dosis exactas constituyen el “existencialismo narigucheano”. Lo cual no es sino la mayor y más acabada expresión de lo que Marx llamaba allá lejos y hace tiempo “idiotismo rural”.
Devenido idiotismo urbano militante en formato de hincha duro, he allí el perfil de los seguidores de Narigucho.
O, al menos, es lo que Narigucho prefiere creer en cuanto al perfil de sus fans. El fans perfecto de Narigucho es un duro que escucha rock y desayuna ginebra bols. En la cabeza de Narigucho, claro.
En el medio, en la dura realidad, se le cuelan los niñitos que solía describir Luca en La Rubia Tarada:

“caras conchetas, míradas berretas!,
hombres enfundados en Fiorucci…
oigo “dame” y “quiero”, y “no te metas”…
te gustó el nuevo Bertolucci?…

Un pseudo boludito (punkito dice Luca),
De acento finito,
quiere hacer el chico malo!…
tuerce la boca,
se arregla el pelito,
toma un trago y vuelve…
a Belgrano!!!

Vuelve a Belgrano y se va de vacaciones, masivamente, a Pinamar, el fans medio de Narigucho.
Todo seguidor de Narigucho tiene, obviamente, tarjeta de crédito extendida por papi. Los nenes y las nenas que siguen los “lineamientos” de Nari disponen de la extensión.
Narigucho cree que es un “out-sider”, un “anti-sistema”.
Me hace acordar, Narigucho, a un amigo que solía trabajar para uno de los Imperios Menores y que gustaba ponerse al márgen del “circo mediático”. Él era uno de los protagonistas principales del circo.
Ahora está a sueldo del Imperio Menor ese amigo. Se blanqueó. Ha dado, el amigo, toda la vuelta. Pasó de facturar a estar en blanco.
Narigucho, en cambio, ha trabajado siempre para el Sistema, con Mayúscula. O casi.
Narigucho, repito, ha trabajo desde hace mucho tiempo para el Imperio a secas, algo golpeado el Imperio últimamente.
Narigucho: te tengo malas noticias.
Estás en la tele no precisamente por tus conocimientos del juego o por tu particular modo de analizar y ejercer la crítica.
No Narigucho.
Sorry Narigucho.
Estás en la tele por tu cara.
Por tu rostro.
Por tu, perdón Narigucho, “fisique du rol”.
Sos, querido Narigucho, el Rossy de Palma del periodismo deportivo vernáculo.
Por tu condición de raro estás en la tele, inestimable Narigucho.
Porque en cualquier casting es imposible que, con esa cara, pases inadvertido.
Además, Narigucho, el políticamente correcto, hace buenas migas.
Narigucho el correcto, es amigo y hace relaciones públicas, con los que se debe a los efectos de “pertenecer”.
Pertenece Narigucho.
Pertenece al Imperio.
Y trabaja en uno de los Imperios Menores.
Y te corre por izquierda, Narigucho.
Payaso Mediático no porque Alex lo haya apostrofado para toda la eternidad, sino por portación de cara.
Allí está Narigucho, el dirty de aliento putrefacto, blandiendo a diario sus delirios místicos en contra del periodismo-sistema.
Narigucho, el acusador, ha construido su lugar en el mundo acusando al periodismo que opina.
Él no opina.
Él opina sobre los que opinan.
Opina para los rubiecitos de Belgrano, Narigucho. La clase media-alta que, ante la posibilidad concreta de trabajo, huye hacia puntos vacacionales, preferentemente hacia el Este costeño.
Opina Narigucho para aquellos a los cuales Luca hacía depositarios de todas sus fobias y desprecio.
Por sus imposturas, claro.
Porque lo único que surge de los dichos de Narigucho al fin, es la impostura políticamente correcta.
Apesta, nuestro héroe.
Pero vende.
Vende igual que la “poètica”. De allí que Narigucho exhiba, feliz y orgulloso, su condición de “menottista”.
Qué iba a ser sino Narigucho?
Bilardista? Puaj…
Bielsista? Uff… Narigucho no se lo banca pero como el Loco ha sido “bendecido” por la “Crítica-Bian”, ha debido introducirlo en su lista de preferidos.
Quevacer… un sapito se tiene que tragar, Narigucho.

(c-o-n-t-i-n-u-a-r-á. Próximo capítulo: “Narigucho the dirty y su amiguito el Dogor que hacía los deberes como dios manda y se convirtió en empleado del corrupto Giuseppe”).

CADENA 3 Argentina y El Víctor.

Noticias | Pipo Rossi | 10-12-2009

Algunos comentarios llaman mi atención respecto de que en la biografía del suscripto no aparece la Cadena 3.

Amigos, está.

Salvo que leamos links diferentes (cosa que, me explican, es posible técnicamente cuando se trata, como en este caso, de un agregado).

Ocurre simplemente que  envié un  CV “viejito” a la muchachada que preparaba el blog, tan “viejito” que no incluia (y no lo revisè, error)  a la experiencia con la Cadena, hace apenas un par de años largos.

Luego se corrigió.

He estado poco tiempo en la Cadena. Pero fue una experiencia realmente extraordinaria desde el punto de vista “federal”. El feed-back Interior-Capital y viceversa se da, en ese medio, como en ningún otro.

Debo agradecerle mi llegada a la Cadena a mucha gente, pero en los comienzos, al Director, al Gran Mario Pereyra, a Rebeca Bortoletto, a Pablo Rossi, a Omar Pereyra, y al Negro Víctor.

Todos ellos (más el Contador Molina), más los compañeros de “batalla”, en los diferentes horarios y producciones, (Gloria, Pili, todos), me dieron una exquisita posibilidad en un momento raro para mí porque estaba a mitad de camino entre Buenos Aires y Madrid-Paris (iba a cara rato, sin exagerar; me pasé dos años largos viajando).

Me hicieron un lugar.

Me cobijaron.

Por eso les voy a estar eternamente agradecidos.

Más les digo: ha quedado pendiente para mí trabajar en las “transmis” de fóbal; algo insinuamos en un momento con El Víctor pero nos quedamos en el amago. Quién te dice alguna vez.

Van estas lineas por el recuerdo -siempre- para el Maestro Brizuela y porque, de ninguna manera, sea el link que fuere, la Cadena 3 puede faltar en mi biografía laburante.

El “Síndrome Francéscoli”

Noticias | Pipo Rossi | 08-12-2009

Passarella los “empomó”. El Káiser los puso en fila y procedió a ganarles la elección a todos. Se quejó, acaso exageradamente, de las voces mediáticas que jugaron, según él, para D Onofrio.

Ya debiera saber Daniel Alberto que los medios (los Mass Media, sonemos por favor, bien antigüos) no pueden “determinar” la realidad. Pueden esforzarse; pueden insistir, pero muchas veces lo que provocan es un efecto boomerang.

El primero que no se ayudó a si mismo, fue  D Onofrio, el “Frío”, al que terminaron empujando hacia los reclamos  judiciales sus compañeros de ruta, derrotados con él.

Hubo un “vivillo” en ese sábado a la noche histórico e inolvidable.

Existió alguien (las autoridades conocen el nombre, apellido, “alias” and demais, pero por ahora lo guardan por si acaso), que mouse mediante, clavó en las pantallas esos dos votos con que ganaba, a las 23 y chirolas, Rodolfo, el Capitán Frío.

Nunca ganó D Onofrio.

Sin los “votos observados”, ahora se sabe, ganaba Daniel Alberto por 1 (uno) voto.

Incluyendo los “observados”, ganó por los famosos “seis”.

Y todos (o sea, Todos, no solo el demonizado por Daniel Alberto, mi canal C5N), se “ensartaron”.

“Ganó D Onofrio por dos votos” era la leyenda en TODOS los canales que cubrían la noticia.

Passarella gritaba fraude y Araujo, por el “futbol que pagamos todos” (La Nación dixit), hablaban de 600 votos de diferencia o del triunfo inobjetable del Gran Capitán. Ambos se sabían ganadores pero temían ser “caminados” por esa “mano negra” que manipuló la pantalla.

Ellos tenían la información de la Junta Electoral, presidida por alguien que trabajó para allanar el camino a la presidencia del propio Passarella, el señor Domingo Díaz, vice de Aguilar, la GPN&pop (“Gran Papada Nacional y popular”), la cual siempre consideró -la Junta, no la Papada- ganador al Káiser.

De los seis integrantes de la J.E, dos “eran de D Onofrio, dos de Caselli y dos de Passarella”, que votaron, claro, 4 a 2. El titular -Díaz- no vota.

Cuentan que en esos frenéticos momentos de negociación, la gente de D Onofrio llamó a Antonio Caselli para ser apoyados en la Junta y el “Gordo” les pasó factura a todos: “me tendieron una trampa en América el domingo por la noche en el programa de Fantino, me hicieron la vida imposible y ahora me vienen a pedir ayuda en la Junta…pero porqué no se van a la rep…que los p…!!!”, bramó Antonio.

Passarella ya contaba con Antonio. Desde mucho antes a la fiebre desatada en el sábado por la noche.

Passarella “caminó” durante toda la tarde bajo la lluvia y mientras apretaba la mano de los hinchas que acudían a votar repetía -cual poseso- “votenme a mí, Caselli se bajó”.

Contraste absoluto y definitivo con la “borrada” de Enzo, el desangelado ídolo en el que confiaron D Onofrio y Cía.

Siempre llamó mi atención que Francéscoli sea en River, “más” ídolo que, por ejemplo, el Beto Alonso.

Acaso el Beto se metió en el “barro de la política” más de una vez y dejó su condición de “estatua” para el hincha de River.

Francéscoli, en cambio, siempre ha salido airoso de eventuales miradas críticas. River ha querido querer a Francéscoli sin detenerse a auscultar lo que, efectivamente, ganó con la camiseta de la banda.

Los “palmarés” de Francéscoli comparados con Daniel Alberto, el Presidente que los empomó, no soportan la más tenue mirada.

Una vez, hace algunos años, me tomé el trabajo de buscar en los suplementos deportivos que ponen puntajes y -por tanto- elijen la figura  del partido (Popular, Crónica, por ejemplo), los Boca-River en los cuales jugó Francésoli.

Además busqué en aquellos  títulos, en aquellos análisis, en aquellas crónicas, en todas las ocasiones en que Francéscoli, con la camiseta de River, había enfrentado a Boca.

Nunca fue el futbolista de mayor puntaje.

Nunca fue “la figura” de un clásico.

Hagan el ejercicio si no me creen.

No objeto la condición de ídolo de Francéscoli. No cometería tamaño “pecado capital”. El amor incondicional de los hinchas es algo que les pertenece.

Solo que en este caso, no lo termino de entender.

También fui testigo del partido más importante que jugó Francéscoli para River: aquella final contra la Juventus en el 96, en Japòn. Tocó una sola pelota: al minuto 84, a seis del final del partido que terminaron ganando los italianos y en el que Ortega puso aquel toque por encima del arquero que recorrió todo el travesaño sin entrar.

Estuvimos con Caldiero por La Red.

Francéscoli no la tocó. Todo River la vió pasar en aquella oportunidad. Eran los tiempos en que el Enzo -el  desangelado- disputaba liderazgo con Ramón Díaz, “Ramao”.

El tiempo me llevó a denominar a éste patrón común de conducta, el “síndrome Francéscoli”.

El “sindrome Francéscoli” consiste en esto, precisamente: desaparecer en el momento culminante. No estar. Evaporarse. Virtualizarse. Ser un holograma.

Francéscoli, claro, ha reaccionado.

Ha dicho que “solo había sido contratado para gerenciar a modo de Mánager; no para estar el día de los comicios”.

Se perderá un sueldo mensual de 25.000 dólares, el Enzo.

Las malas lenguas cuentan que el adelanto prometido de 50 mil de la moneda norteamericana, no le había sido entregado al momento de producirse la votación. Y por ello la ausencia tan notoria.

El blog no cree ésta versión; la considera hija de la ofuscación y del enojo provocado por la lejanía del ídolo que se quedó del “otro lado del charco”, en el masivo grupo de derrotados.

La única verdad es la realidad:  asume Passarella.

También puede darse por cierto que la “GPN&pop” recibió un llamado de la “Pingüinera” con formato de advertencia: “no jodas, José, perdiste, ya está”, le dijeron.

Ipso facto, Aguilar se reunió con Passarella y pactó que éste miércoles 9 de Diciembre, el Gran Capitán se transforme, formalmente, en el nuevo presidente de River.

Aunque siga corriendo la queja en la IGJ. Queja encaminada hacia una calle sin salida, cuentan los mentideros.

Ha prometido Passarella (me lo hizo en persona by celular y públicamente) que su mandato tendrá un lema: “no robarás”.

En la cancha se verán los pingos.

¿”PASSARELLAZO” de madrugada?

Noticias | Pipo Rossi | 06-12-2009

En el momento de escribirse éstas líneas, el Káiser está convencido de que venció a “todos los malos” que se ubican del otro lado del mostrador.
D Onofrio, por su lado, pone el grito en el cielo porque siente que “lo acostaron” en la Junta Electoral. “Cómo es posible que a las 7 de la tarde, los votos no valían y a las 1 y cuarto de la mañana si”?, se pregunta inconsolable Rodolfo mientras mastica la bronca por la “borratina” del Enzo en el peor de los momentos.
Con la absoluta convicción de que no existen en política los que son “100 % buenos” ni 100% malos”, sino que somos sólo hombres que pugnamos en torno a intereses que creemos los mejores, o necesarios, o simplemente, los “nuestros”, es que el blog publica ésta columnata leída en el programa de Niembro el jueves previo a la elección histórica de River que reunió a más de 14 mil voluntades que imploraban un cambio, o una salida de Aguilar-Israel y todo lo que ellos representan.
Puede que, en la semana, la Justicia decida que esos 8 votos están impugnados o que son, efectivamente, válidos.
En el primer caso asumirá Rodolfo; en el segundo, Daniel. Salvo que, en el momento de escribirse éstas líneas, haya alguna suerte de acuerdo entre las partes, lo que parece, sencillamente, imposible.

Columnata leída el jueves 3 de Diciembre a las 13.02 en el programa de Radio del Plata.

EL SABADO próximo se vota en River Plate tu grato nombre. Si uno charla con la gente de D Onofrio, le dicen que ellos según las encuestas propias (de ellos, la que ellos mandar a medir), están 7 puntos arriba del segundo.
Si en cambio, el interlocutor es Tony (Antonio Caselli, perdón por ser tan confianzudo estimado Caselli), la respuesta lo ubica a él en primer lugar 4 o 5 puntos arriba.
Finalmente si uno se arrima a las huestes de Daniel Alberto, alias, “el Kaiser se quedó en Buenos Aires”, aclarando ellos que no mandan a medir sino que se llevan por la “percepción”, gana Passarella por 3 puntos sobre D Onofrio y un poco más sobre Caselli.
Están pasando cosas raras, inusuales, en la Argentina.
Hace dos días en la tapa de La Nación, apareció Zanola, un capitoste de la burocracia sindical, esposado y a declarar.
Passarella me dijo que lo único que no perdonará es que alguno se haya quedado con plata que no corresponde.
Me dijo Passarella, creo que me lo juró, que perseguirá a todos aquellos que hayan cometido algún acto indecente.
Voy a hacer una auditoria y he dejado claro que no voy a perdonar. Es lo único que no voy a perdonar, me dijo Passarella, conmovido porque osé pensar en voz alta que ganaba las elecciones aquí en el programa de Niembro después de aquella larga charla.

Si gana Passarella estaremos frente a una epopeya.
Existen antecedentes en torno a candidatos que fueron capaces de derrotar al aparato?
Si.
A montones, en la política general me refiero.

Hablan las paredes del Monumental.
“Si observo una sola irregularidad, una, le prendo fuego a las urnas” ha dejado saber uno de los tantos eternos militantes que estuvieron ayer con Aguilar y estarán mañana con alguno de los candidatos.
“Si votan menos de 9.000 socios, gana D Onofrio, porque dispone del aparato” grita otra verdad revelada desde la San Martín.
“Antonio y Passarella han pactado; no viste que no se agreden entre ellos… los votos de Antonio, si ve que no llega, van para Daniel y de ser necesarios Passarella+Caselli le ganan a D Onofrio en la Junta Electoral”, graffiti en la Belgrano.
Parece ir quedando claro que la única posibilidad de derrotar al aparato es que haya una avalancha de votos.
Y una avalancha de votos implica que más de 12 mil personas sientan vocación por participar.
Meterse.
Involucrarse.
Habrá tensión porque la barra brava –cuentan las paredes- estará atenta y vigilante y destratará a aquellas caras que les resulten extrañas.
Qué hará la policía?
Por quién votarán los Schlenker?
Y Adrián Russeau?

Se vienen las apasionantes elecciones en River y la “percepción” de éste columnista es que puede producirse una epopeya porque están pasando cosas raras –muy raras- en la Argentina.

Vuelvo al blog: cómo se ve, todos los encuentadores “pifiaron” lisa y llanamente: a lo sumo habrá de producirse una diferencia del 0,005 y el 0,002 entre el que gane y el que pierda. Imposible para cualquier encuestadora o interès que estè por encima de las voluntades.
El voto es un comienzo.
Solo el comienzo.
A los efectos de que no se produzca una profundización de la decadencia, los socios tienen que meterse, involucrase, comprometerse, y sufrir en carne propia lo que haga falta.
Lo que no pueda terminar uno, habrán de hacerlo otros, pero el camino, seguirà abierto.
Fue un sábado lluvioso el sábado 5 de Diciembre. Quizá quede en la historia no solo por eso.
Ojalá.